Comparte esta publicación

Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Dolores Gandulfo: Costa Rica se abre paso en el calendario electoral latinoamericano

Después de las elecciones en Barbados, América Latina continúa el calendario electoral 2022 el próximo domingo 6 de febrero cuando el pueblo de Costa Rica acuda a las urnas para elegir al Presidente de la República, los/as dos Vicepresidentes, y los 57 escaños de la Asamblea Legislativa para el período 2022-2026.

Con un récord histórico de 25 candidatas y candidatos para encabezar el Poder Ejecutivo (21 varones y 4 mujeres), y un gran número de indecisos de acuerdo a la mayoría de las encuestas electorales, si ninguno de ellos supera el 40% de los votos, las/os dos más votados acudirán a una segunda vuelta que se llevará a cabo el 3 de abril para definir al representante del Poder Ejecutivo de los próximos cuatro años.

En los mandatos que van desde 1953 al 2014, el país fue gobernado en nueve oportunidades por el Partido de Liberación Nacional y en seis por el Partido Unidad Social Cristiana, en un claro escenario de bipartidismo, y desde el año 2014 irrumpe en escena un tercer partido de relevancia, que gana dos elecciones consecutivas, el Partido Acción Ciudadana del que forma parte el actual Presidente Carlos Alvarado Quesada.

En abril del 2020 Alvarado Quesada había alcanzado una aprobación popular del 65%, de acuerdo a datos del Centro de Investigaciones y Estudios Políticos de la Universidad de Costa Rica, la más alta desde el inicio de su gestión. Sin embargo, esta imagen se revirtió rápidamente, al alcanzar en noviembre del año pasado un 72% de costarricenses que calificaron su gestión como mala o muy mala, según la misma fuente.

Para estas elecciones se encuentran habilitadas para votar 3,5 millones de personas, un 6,6% más respecto a las elecciones presidenciales del año 2018. Del total del padrón, el 38,47% del electorado tiene entre 18 y 35 años, y el 8,5% entre 36 y 39 años.

Entre quienes se postulan a la Presidencia, se destacan figuras políticas que han gobernado el país, como el caso del ex mandatario José María Figueres, del Partido Liberación Nacional, que gobernó Costa Rica a mediados de los noventa (1994-1998) o Lineth Saborío, candidata del Partido Unidad Social Cristiana, que ocupó la Vicepresidencia de la República entre 2002 y 2006. También participan José María Villalta, actual diputado por el Frente Amplio y ex candidato presidencial en las elecciones del 2014; Fabricio Alvarado, ex candidato presidencial en las elecciones 2018 por Restauración Nacional, y actual Secretario General y candidato por Nueva República; y Rodrigo Chaves, del Partido Progreso Social Democrático, ex ministro de Hacienda en el año 2019-2020. El candidato del oficialismo, el diputado Welmer Ramos, aparece en el cuarto lugar en las encuestas, incluso debajo del margen de error del sondeo, que es de apenas 3%.

En la Asamblea Nacional, hace más de veinte años que ningún partido político logra la mayoría legislativa, por lo que la capacidad de establecer alianzas luego de las elecciones se vuelve un baluarte para quienes ganan las elecciones, determinando esto la gobernabilidad que puedan tener desde el Poder Ejecutivo. La distribución actual de bancas en la Asamblea Legislativa de Costa Rica es un ejemplo más que representativo de esta característica. El oficialista Partido de Acción Nacional cuenta con 9 de los 57 escaños legislativos, mientras que el Partido de Liberación Nacional es quien más escaños posee con 17. El resto de las bancas se distribuyen entre cinco partidos políticos y los independientes.

Como en la mayoría de los países de la región, esta elección presenta importantes desafíos en materia de representación política de la mujer. Si bien el país aplica la paridad y alternancia para las listas de Diputados/as Nacionales desde las elecciones del año 2014, recién en el período 2018-2022 las mujeres alcanzaron una representación en la asamblea del 45,6%, quedando aún un largo camino para alcanzar la participación plena e igualitaria para las mujeres, en todos los estratos del Estado. Una particularidad de esta elección es que es la primera en la que se aplica la paridad horizontal, que lleva a que los partidos políticos deban incorporar mujeres encabezando la mitad de las listas teniendo en cuenta las circunscripciones provinciales, debiendo ser tres listas encabezadas por un sexo y cuatro por otro. Esta normativa innovadora sólo se aplica en México.

Las victorias de Arce en Bolivia, Castillo en Perú y recientemente de Boric en Chile y Castro en Honduras, han renovado el aire y las expectativas en América Latina. Las encuestas y el particular escenario electoral, donde se presentan 25 candidatos/as, auspician una segunda vuelta garantizada. Si bien el escenario político en Costa Rica no muestra un espejo como el de los países mencionados, adquiere mayor relevancia en el contexto electoral, camino hacia las elecciones de Colombia y Brasil.

Contenido publicado en Infobae

Te puede interesar:

Comunicado sobre Conversatorio “Solidaridad con las presas y presos políticos en Nicaragua”

Organizado por el Foro Permanente de Política Exterior de Chile, diversos centros de pensamiento de Argentina y de Chile que abajo se mencionan, reunidos el pasado 20 de abril para solidarizar con las presas y los presos políticos nicaragüenses, formularon un urgente llamado a impedir la normalización de las graves violaciones a los derechos humanos perpetradas por el gobierno de Daniel Ortega.

Leer más »